viernes, 11 de mayo de 2018

LOS CALDERONES - LOS PANTANEROS (CHULILLA)



DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:

Ya hacia unos cuantos años que le tenía echado un ojo a esta ruta, cuando estaba mirando lugares naturales con mi apellido por España y por fin este finde semana iba a completar en familia este impresionante recorrido, que se desarrolla por el Paraje Natural de los Calderones y tiene su inicio en la localidad de Chulilla (Valencia) 

Comenzamos la ruta denominada de Los Pantaneros en el aparcamiento que se encuentra a la entrada viniendo de la Losa del Obispo, desde el tendremos un esplendido balcón y una fabulosa vista de este precioso municipio de la comarca de la Serranía.

Seguimos la carretera en la dirección de la localidad mencionada anteriormente caminamos unos 500 metros por un pequeño sendero al lado de la misma y posteriormente, la ruta se aleja de dicha carretera, para acercarse a los cortados de mas de 80 metros de altura y al Mirador de Compuertas desde donde podremos divisar interesantes vistas del cañón que el río Turia a ido labrando con el paso de los años, al fondo la presa hidráulica que regula el caudal del río a su paso por la localidad de Chulilla.

Continuamos descendiendo y llegamos ahora al Mirador de La Carrucha, que nos permitirá ver desde lo alto El Salto la parte mas estrecha del cañón y al fondo el denominado Charco Azul.

Mas abajo llegamos al cruce del Barranco del arroyo Tarragón y giro del Cañón, donde tenemos una pequeña cascada que nos deleita con su agradable sonido al romper con fuerza sobre las rocas. 

Seguimos la senda en dirección suroeste que bordea por la parte alta los cortados hasta llegar a un panel informativo y por unas escaleras primero, empezamos a descender para meternos dentro del cañón y seguidamente por medio de un puente colgante de 15 metros de altura y 22 metros de longitud, cruzamos a la otra parte, pero antes realizamos numerosas fotografías por la espectacularidad del enclave donde se encuentra, una vez cruzado descendemos por otras escaleras hasta la orilla del Río Turia.

Disfrutamos de este lugar y enseguida llegamos al otro puente colgante de 6 metros de altura y 28 metros de longitud, desde el fotografiamos el otro puente cruzado anteriormente y pasamos a una senda que nos lleva por el interior del cañón pegados al río, entre cañizo, arboles y vegetación de ribera y acompañado del agradable canto de las aves que anidan en la zona, pasamos también por los restos de la antigua Ermita de San Jose de los Lancheros.

El cañón se ensancha y llegamos a las instalaciones y Presa de Loriguilla, subimos a la derecha por la carretera a la parte alta de la misma, desde ella podemos observar una fabulosa panorámica de el embalse, el entorno que le rodea y el recorrido que hemos realizado hasta ahora por el interior del cañón. 

Ahora nos toca caminar unos dos kilómetros en fuerte ascenso por la zona menos vistosa de la ruta, una pista de tierra hasta el Collado de Cullibres, aunque si echamos la vista atrás tendremos unas vistas esplendidas y en altura del embalse mencionado anteriormente.  

Tenemos varias bifurcaciones de caminos siempre tendremos que coger los que nos salen a nuestra izquierda hasta llegar al Barranco del arroyo de Vallfigueras por la denominada Vereda de Castilla en dirección a las Pinturas Rupestres, para visitarlas tendremos que abandonar dicha vereda y ascender entre rocas y posteriormente una escalera de madera muy empinada hasta una gran reja que protege dichas pinturas, aunque ya son poco visibles por el paso de los siglos. 

Seguimos la Vereda de Castilla y pronto empezamos a divisar el Pueblo de Chulilla, en cada visión en los distintos puntos que vamos ascendiendo parece que el pueblo tiene patas y siempre queda lejos, así llegamos a la zona conocida como de Los Huertos, cruzamos el puente para salvar el cauce del Río Turia y subiendo por una empinada cuesta nos adentramos en las callejuelas y casas jalbegadas de blanco del Pueblo de Chulilla, así hasta llegar a la Plaza de La Baronía, ahora solo queda llegar al coche para buscar la comida merecida y algo fresquito de la nevera portátil, después de comer en la mini mesa (jejeje) del parque infantil y junto a la fuente, hicimos un recorrido por el pueblo y después subimos hasta las murallas de los restos del antiguo castillo que protegía este bonito municipio y desde las alturas tener unas vistas esplendidas del mismo. 

También estuve haciendo el recorrido desde la plaza de Baronía hasta el Charco Azul, pero esta la describiré en otra entrada como una ruta corta y sencilla. 


DATOS DE LA RUTA:

Fecha de Realización: 4 de Mayo de 2018
Personas que realizamos esta ruta:
MARCOS CALDERÓN
NEILA CALDERÓN 
ESTHER OPORTO
MIGUEL CALDERÓN
Inicio: Aparcamiento -Chulilla- (Valencia)
Distancia: 13 km.
Tiempo Estimado: 5:30 Horas (incluidos descansos)
Altitud mínima: 233 MT.
Altitud máxima: 466 MT.
Desnivel subiendo: 424 MT.
Desnivel bajando: 431 MT.
Tipo de Recorrido: Circular
Señalización: Paneles Informativos - Marcas Amarillas y Blancas (PR)
Agua: KM. 0 Parque infantil Chulilla - KM 13 Chulilla 
Dificultad: Nivel 3 Bajo ruta destinada para senderista con forma física aceptable y que estén acostumbrados a caminar por distintos terrenos y desniveles.






PERFIL DE ELEVACIÓN








sábado, 5 de agosto de 2017

LAGO ENOL - VEGARREDONDA - MIRADOR DE ORDIALES

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:

Este año a mi llegada al camping, tuve la ayuda para montar la tienda cocina de un gran amigo, Manolo Montero y enseguida empezamos a programar una salida juntos ya que este año el no podría realizar nada por León entre semana porque tenia que estar por Gijón.

De esta manera me invito a ir a su casa y realizar juntos una ruta por los Lagos de Covadonga  que el mismo iba a guiar con su grupo de montaña Ensidesa.

Este miércoles día 5 de Julio nos toco madrugar a las 6 de la mañana y prepararnos para coger muy cerca el autobús que este club proporciona para que sus socios viajen todos juntos a la zona donde se realizara las distintas rutas programadas. 


Después de realizar una parada para recoger socios en Pola de Siero, llegamos hasta Cangas de Onís donde paramos para comprar pan y tomarnos un buen desayuno antes de subir hasta los lagos.


Hay que recordar que el grupo Ensidesa había pedido autorización para acceder, pues la subida hasta los lagos, esta restringida desde el 1 de Julio hasta el 15 de Septiembre desde las 8:00 hasta las 20:30  también en semana santa y puentes por lo que se recomienda informarse antes de subir a visitarlos en las páginas oficiales del Principado de Asturias. 

Varias paradas están programadas para realizar y comenzar en distintos puntos rutas de distintos niveles, el punto final donde nosotros comenzaremos nuestra caminata es el Lago de Enol. 

Son las 9 de la mañana, hace un día esplendido la temperatura agradable, para mi es un sueño y me siento entusiasmado al poder realizar una ruta en tan bello paisaje y con este emblemático grupo de montaña Asturiano fundado en 1974.


Después de ponernos crema solar y colgarnos nuestras mochilas comenzamos a caminar junto a este precioso paisaje que en otras ocasiones había visitado pero como turista.


Enseguida tras hacer un giro en dirección Suroeste llegamos a la bonita Vega de Enol, donde encontramos numerosas vacas pastando con sus crías  de pocos meses de edad.


Cruzamos ahora el Río Beyera y tomamos ahora dirección Oeste, pasando por unas pequeñas casas de Piedra que sirven de refugios pastoriles, llegamos ahora a Vega la Cueva.



Tan solo unos metros mas adelante accedemos al Collado de Pan de Carmen, donde giramos en dirección sur para llegar al que es el último acceso donde se puede llegar en vehículo particular.


Nos metemos ahora en un pequeño desfiladero para acceder a la zona conocida como Jou de la Mina o Vega del Huerto donde encontramos una fuente homenaje a Roberto Frassinello, un alemán enamorado de los Picos de Europa. 



Seguimos caminando y enseguida antes de cruzar el Río Redemuña o Pomperí por un puente de madera encontramos el Pozo del Alemán, donde cuentan que este personaje enamorado de la montaña Asturiana se bañaba después de realizar rutas de varios días por la zona. 


Ascendemos ahora hasta Vega la Piedra, donde hacemos un alto en el camino para visitar una pequeña cabaña o refugio de uno de los socios de este grupo, en la segunda fotografía podéis ver una enorme piedra en medio de la pradera que le da nombre a esta vega. 


Ascendemos ahora de forma pronunciada en dirección Sureste por pequeños senderos y praderas verdes por la denominada Vega del Espino.



Una vez que hemos cogido cierta altura y si echamos la vista atrás, podemos ver que la zona costera asturiana se encuentra tapada de nubes, a nosotros nos regala una bonita estampa con un mar de algodón de telón de fondo.

  
Las vistas según vamos ascendiendo por estos parajes son espectaculares, al fondo el macizo occidental y el Peña Santa coronándolo ¡Sublime!....


Llegamos ahora hasta los 1370 metros de altitud donde existen otras construcciones pastoriles en la zona conocida como La Redondiella.


Las vistas que tenemos en nuestra dirección de la marcha son magnificas, el contraste de la piedra caliza, los verdes prados, el sendero bien marcado y el macizo occidental cada vez mas cerca, no puede dejar indiferente a nadie que se acerque hasta este bello lugar. 


Desde la Plataforma de Gamonal, empezamos a ver al fondo el Refugio de Vegarredonda, este se encuentra enclavado en un espectacular circo, en este punto me quedo casi petrificado admirando tan grandioso espectáculo de la naturaleza. 


Poco a poco y perdiendo algo de altitud nos vamos acercando a dicho refugio. La sensación de haber llegado hasta aquí y poder divisar en un día tan claro y soleado la zona, es una suerte maravillosa, me comentan el resto de los compañeros.

Llegamos al Refugio de Vegarredonda (1465 metros) donde nos tomamos un ligero descanso, comemos algo y nos refrescamos junto a la fuente que existe. En este punto se quedan varios compañeros que prefieren reservar fuerzas para el regreso , ya que ellos han visitado ya en otras ocasiones el Mirador de Ordiales y los que continuamos camino somos Pedro Valdepeñas, Jose Ignacio Villanueva, Jose Manuel Montero y un servidor. 



Justo detrás del Refugio sale un sendero que va ascendiendo hacia el antiguo refugio, pero enseguida cambiamos el rumbo en dirección Oeste.


En un constante sube y baja, por las distintas laderas que tenemos que sortear por la denominada Sierra Pelada, vamos descubriendo en cada paso alto, la belleza de la zona de alta montaña por donde nos estamos moviendo.





El ascenso se hace largo y un sol de justicia hace mella en nuestras fuerzas, pero el paisaje te hace olvidar casi siempre  el esfuerzo que estamos realizando.



En la zona conocida como El Jayán y Ordiales de Abajo, hacemos un giro total en dirección sur y empezamos a ver el Refugio de Ordiales al fondo y a la derecha descubro en una ventana abierta entre dos peñas el Pico Tiatordos que fue mi primera gran cumbre Asturiana. 





Llegamos al Refugio de Ordiales que se encuentra a 1725 metros de Altitud, justo detrás tenemos una cueva y en su entrada podemos divisar varios rebecos que nos están observando.



A nuestra derecha dejamos ahora una imponente Sima y afrontamos el último esfuerzo para llegar hasta el mirador, nuestro objetivo de hoy.



Mirador de Ordiales (1745 metros) Montero y Villa son los primeros en culminar este imponente balcón, inmediatamente después lo hacemos Pedro y yo, exhausto por el cansancio y la energía bajo mínimos, me asomo al abismo de mas de mil metros de caída vertical que tengo a mis pies con todo el Valle de Angón de fondo, no hay palabras suficientes ni expresiones para describir el paraje donde nos encontramos.






En este mirador se encuentran los restos mortales de Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa, estos fueron trasladados el 18 de Septiembre de 1949 por numerosos montañeros que quisieron participar y cumplir los deseos de ser enterrado en tan bello lugar. 


También esta tallado en la piedra un epitafio que el escribió en el libro "El parque Nacional de la Montaña de Covadonga"  del escritor Julian Delgado Úbeda.



"Nosotros enamorados del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, en él desearíamos vivir, morir y reposar eternamente; pero esto último en Ordiales, en el reino encantado de los rebecos y las águilas, allí donde conocimos la de los Cielos y de la Tierra, allí donde pasamos horas de admiración, emoción, ensueño y transporte inolvidables, allí donde adoramos a Dios en sus obras como a supremos artífices, allí donde la naturaleza se nos apreció verdaderamente como un templo."   

Después de comer algo para reponer fuerzas, disfrutar de este paisaje y leer estas hermosas palabras, tocaba descender y abandonar con mucho pesar tan idílico lugar, pasando por todos los puntos de la subida, a excepción que al final al llegar al Lago Enol que se empezó a cubrir por la niebla, tuvimos que bordearlo por su izquierda y llegar hasta la Zona Recreativa de Les Balses, donde nos esperaba el autobús y donde se encuentra el centro de interpretación de los Lagos de Covadonga. Es este punto de la entrada de la bocamina, estuvimos refrescandonos en la fuente y comiendo algo en los bancos con mesas que existen. 




Solo me queda agradecer de todo corazón, la oportunidad que me dio mi amigo Manolo Montero de conocer estos impresionantes parajes, la grandeza de la montaña Asturiana y de los Picos de Europa con esta preciosa ruta, que se desenvuelve cerca de los Lagos de Covadonga que como ya dije anteriormente solo había visitado en otras ocasiones como otro turista mas con mi familia. 

También mi agradecimiento a todos los compañeros del grupo Ensidesa (Gijón) que me recibieron con los brazos abiertos y en especial mención a Pedro, Jose Ignacio y Jose Manuel que me explicaron muchas de las anécdotas detalladas en esta descripción y subieron conmigo hasta el mirador de Ordiales.  

Bueno y que decir de Victoria mujer de Montero que me preparo unas exquisitas cenas y una fabada que estaba para chuparse los dedos en mi estancia en su casa, me sentí súper a gusto con ellos y me trataron como si fuera un hijo suyo. 


DATOS DE LA RUTA:

Fecha de Realización: 5 de Julio de 2017
Personas que realizamos esta ruta:
JOSE IGNACIO VILLANUEVA
PEDRO VALDEPEÑAS
JOSE MANUEL MONTERO
MIGUEL CALDERÓN
Inicio: Lago Enol (Cangas de Onis)
Distancia: 22 km.
Tiempo Estimado: 7:30 Horas (incluidos descansos)
Altitud mínima: 1063 MT.
Altitud máxima: 1752 MT.
Desnivel subiendo: 884 MT.
Desnivel bajando: 893 MT.
Tipo de Recorrido: Lineal
Señalización: Hitos de piedra
Agua: KM. 0,1 Fuente Trema - KM. 2,9 Fuente Roberto Frassinello  - Km 3,2 Fuente Vega la Piedra - Km 6,5 Fuente Mojosa Refugio de Vegarredonda (Mismas fuentes al regreso)
Dificultad: Nivel 4 Alta ruta destinada para senderistas con un nivel físico alto y acostumbrados a caminar por subidas y bajadas con fuertes desniveles y terrenos poco estables o pedreras. 





PERFIL DE ELEVACIÓN